¿Cómo funcionan las plantas solares?

¿Cómo funcionan las plantas solares?

Aunque para muchas personas el uso de la energía solar ha comenzado a ser un hábito común, algunos no conocen muy bien de que se trata este sistema de obtención de energía y cómo es el proceso por medio de los sistemas utilizados para ello. Seguramente han surgido dudas sobre este tema que lo han hecho cuestionarse sobre ciertas particularidades y por ello hoy queremos explicarte una de ellas. Es posible que hayas escuchado sobre estos dispositivos pero ¿sabes cómo funcionan las plantas solares?  O ¿cómo generan electricidad?

Pues este artículo responderá esas preguntas de una manera clara y concisa con el fin de que puedas conocer el funcionamiento de este sistema. Un panel solar fotovoltaico es un arreglo de celdas solares cuyo objetivo es generar energía eléctrica a partir de la energía de la radiación solar. Para poder transformar la energía solar en eléctrica es necesario contar con materiales semiconductores que permitan sacar provecho del efecto fotoeléctrico. Por medio de este contenido, revisaremos algunas propiedades de los materiales semiconductores, para posteriormente poder explicar el efecto fotoeléctrico.

Es importante que tengas en cuenta que estos sistemas son de uso especializado, es decir, que la mayoría de usuarios son empresas multinacionales, pero que gracias a los avances en la tecnología se han dispuesto nuevos mecanismos que nos permiten brindarte la instalación de uno de estos en casa, para que puedas utilizarlo tú mismo. Lo único que debes hacer es seguir al pie de la letra nuestras recomendaciones y llamarnos en caso de que tengas alguna duda o inquietud.

Los materiales semiconductores son sólidos cristalinos o amorfos que en términos generales se pueden comportar como aislantes o conductores, dependiendo de distintos factores como lo son: los campos eléctricos o magnéticos a los que estén sometidos, la presión, la radiación o la temperatura en la que se encuentren; por ejemplo, a mayor temperatura, menor resistencia eléctrica y a menor temperatura mayor resistencia eléctrica. Adicionalmente, es posible alterar la conductividad de los semiconductores añadiendo impurezas, lo que permite que éstos tengan exceso o déficit de electrones. A este tipo de semiconductores alterados se les conoce como semiconductores dopados.

Algunos ejemplos de elementos semiconductores son el cadmio (Cd), galio (Ga), boro (B), silicio (Si) o fósforo (F), siendo el silicio el elemento más utilizado por su precio, abundancia y propiedades. Si al silicio se le agrega algún elemento del grupo 15 de la tabla periódica (por ejemplo, fosforo, arsénico o antimonio) se producirán electrones libres, generando un material dopado semiconductor conocido como tipo-n. Si al silicio se le agrega algún elemento del grupo 13 de la tabla periódica (por ejemplo, aluminio, galio, boro, o indio) se producirán huecos (déficit de electrones), generando un material dopado semiconductor conocido como tipo-p.

Al unir los dos tipos de semiconductores dopados se crea una unión pn, en donde los electrones se recombinan creando un campo eléctrico permanente que permite que el material se polarice y forme una diferencia de potencial entre las dos partes del material (como lo muestra la siguiente figura).

Figura 1

Figura 1. Unión pn

La luz solar está compuesta por partículas de energía llamadas fotones, los cuales tienen diferentes longitudes de onda (diferentes energías), cuando éstos indicen sobre la capa tipo-n del material semiconductor de la celda, los electrones absorben su energía permitiéndoles escapar de su posición e irse al lado de la capa tipo-p, generando una corriente eléctrica DC. Si se cierra el circuito, esta corriente eléctrica será capaz de alimentar una carga DC o ser convertido en AC a través de un inversor para poder aprovecharla en nuestros hogares. El proceso descrito en este párrafo se conoce como efecto fotoeléctrico y se muestra en la siguiente figura.

Figura 2

Nuestra empresa quiere que cada vez más personas tomen la decisión de utilizar este tipo de energía para llevar a cabo las actividades de su empresa o del hogar. Sabemos que la electricidad es algo fundamental para que ambos escenarios puedan funcionar correctamente, pero por qué no apostarle a un método menos contaminante e igual de efectivo para la obtención de corriente eléctrica. Nuestras plantas solares cuentan con todo lo necesario para satisfacer tus requerimientos de consumo e incluso podemos asesorarte en cuanto al lugar más indicado para disponer cada uno de nuestros sistemas así como del más adecuado para ti.

Las excusas de que Bogotá es una ciudad en la que no es posible instalar este tipo de dispositivos solares han quedado atrás, pues se ha comprobado que la capital cuenta con lo necesario para ser candidata a la generación de energía a través de la luz solar. Ahora si esta es la situación actual, imagínate lo que podemos lograr en ciudades como Barranquilla, Santa Marta o Cartagena, donde la presencia del sol es constante y la generación de energía es mucho mayor.

Colombia necesita un nuevo modelo de obtención de energía para dejar de depender del consumo eléctrico tradicional, además en publicamos anteriores hemos explicado los beneficios de utilizar estos sistemas como medida primaria de abastecimiento, que entre muchas cosas, nos permite ahorrar en el consumo de nuestra factura de energía eléctrica. La inversión al comienzo puede ser alta considerando los costos que implica, pero a medida que pase el tiempo se dará cuenta que lo que le ha permitido ahorrar.

Nuestras plantas solares son sistemas de alta calidad y están diseñados para cumplir con tus necesidades. Si estas interesado en recibir mayor información sobre nuestros productos, te invitamos a ponerte en contacto con nuestros asesores quienes resolverán todas tus dudas y te ayudarán a escoger tu mejor opción.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *